HIV/SIDA

Desde que el virus del HIV fue identificado por primera vez en los comienzos de la década de 1980, millones de personas mueren cada año debido a la epidemia de VIH/SIDA – 2/3 de ellos en el África sub-sahariana. Los avances médicos colaboran en la reducción del número de nuevas infecciones, y mejora la calidad de vida y pronóstico de las personas que viven con VIH.

Infección con VIH

ONUSIDA y la OMS estiman que en 20111:

  • 34 millones viven con VIH en el mundo
  • 2.5 millones de personas fueron infectadas con VIH
  • 1.7 millones de personas murieron por enfermedades relacionadas con SIDA

Definición

El virus de inmunodeficiencia humano (VIH) es un lentivirus (familia de los retrovirus) que ataca a los glóbulos blancos vitales en el sistema inmune humano, incluyendo a los macrófagos, células dendríticas y especialmente a las células T (linfocitos CD4) 2

El VIH se disemina a través de fluidos corporales como sangre, semen, fluidos vaginales, líquido preseminal o leche materna. El contacto sexual sin protección es la vía de transmisión más común. Otras vías de transmisión incluyen las transfusiones de sangre, compartir agujas en el uso de drogas intravenosas y transmisión madre-hijo durante el embarazo, parto o amamantamiento.

El VIH infecta las células del sistema inmune destruyéndolas o haciéndolas inefectivas por lo que el sistema inmune se deteriora y ya no puede luchar contra las infecciones. Sin el tratamiento anti-retroviral la enfermedad avanza típicamente a lo largo de diferentes fases:

  • Primer año: rápido y fugaz disminución en el número de linfocitos CD4
  • Progresión que va desde unos pocos meses hasta más de 10 años: el número de células T + CD4 disminuyen lentamente hasta debajo del nivel crítico y el sistema inmune ya no puede combatir infecciones oportunistas
  • Etapa final: comienzo del SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida) completamente desarrollado, marcado por la infección con una o más infecciones oportunistas asociadas a VIH o cáncer y en última instancia la muerte.

Diagnóstico

Las personas infectadas con VIH usualmente no saben que están infectadas3, en parte porque usualmente no hay síntomas luego de la infección reciente. Sin embargo estas personas son muy contagiosas y pueden transmitir la enfermedad sin conocimiento. Es por ello que muchas autoridades recomiendan realizar el test por VIH durante controles médicos de rutina en adultos, adolescentes y mujeres embarazadas3. Con un diagnóstico precoz, las personas pueden prevenir la transmisión y comenzar antes con el tratamiento anti-retroviral. Cada vez hay más evidencia de que cuanto antes se comienza con el tratamiento, la calidad de vida es mejor, hay un menor riesgo de transmisión y hay una menor chance de desarrollar SIDA3.

Test de diagnóstico

El monitoreo convencional por VIH es realizado usualmente mediante una muestra de sangre, esputo o análisis de orina para detectar la presencia de anticuerpos VIH.


Click para agrandar

  • stos análisis son sensibles y precisos cuando la presencia de anticuerpos es suficiente, lo que en promedio ocurre luego de 22 días de la exposición.
  • El uso de análisis de 4ta generación ELISA (ensayo por inmunoadsorción ligado a enzimas) el cual detecta simultáneamente anticuerpos VIH y el antígeno VIH1 p24, permite una efectiva detección más temprana que con análisis de anticuerpos solamente3.
  • Análisis rápido en puntos de atención ayuda a que el monitoreo sea más accesible, de manera que más personas sean analizadas más tempranamente. Esto es particularmente importante en países en desarrollo, donde el acceso a los análisis son problemáticos.
  • Cuando el resultado es positivo, la confirmación es realizada, habitualmente con un ensayo de Western Blot o inmunofluorescencia.

 

Monitoreo

  •  
  • Ensayos moleculares cuantitativos, como PCR (reacción en cadena de polimerasa) o NASBA (secuenciación de ácidos nucleicos basada en amplificación) son utilizados para medir la carga viral para personas que son VIH positivos. Es importante monitorear regularmente la carga viral para asegurar la efectividad del tratamiento anti-retroviral4.
  • El uso de DBS (Dry Blood Spot) hace más sencillo la recolección y transporte de muestras de sangre para el monitoreo de carga viral. El formato simple de papel de filtro hace que el monitoreo sea más accesible mundialmente, particularmente en áreas remotas 

Prevención / Tratamiento

Prevención

Mientras no exista una vacuna contra el VIH, la prevención de la propagación de la infección con VIH es la clave estratégica en las campañas educativas y políticas que apuntan a erradicar la enfermedad, incluida en la Declaración Política de la Naciones Unidas sobre VIH y SIDA de 20115. Los métodos clave de prevención incluyen:

  • Reducción del riesgo de transmisión sexual con sexo seguro (o más seguro):
    • Reduciendo en número de parejas sexuales
    • Uso consciente del preservativo
  • Tratamiento anti-retroviral ayuda a disminuir el riesgo de propagación en diferentes formas:
    • Reducen la cantidad de virus en las personas infectadas con VIH, disminuyendo el riesgo de transmisión, incluyendo madre-hijo6,7
    • El tratamiento inmediatamente posterior a la exposición disminuye el riesgo de contraer VIH8
    • Profilaxis oral de pre-exposición (PrEP) es recomendada para poblaciones de riesgo (hombres y mujeres transgénero que tienen sexo con hombres, parejas heterosexuales serodiscordantes)9
  • Monitoreo regular de productos con sangre y órganos donados ha reducido el riesgo de transmisión durante transfusiones de sangre y trasplante de órganos a extremadamente bajo10
  • Programa de cambio de agujas para usuarios de drogas intravenosas ayuda a prevenir la trasmisión por compartir agujas11

Tratamiento

Actualmente no existe cura para el VIH o el SIDA, pero los tratamientos actuales con antirretrovirales para VIH han mejorado notablemente la calidad de vida y pronóstico para personas infectadas con VIH

  • Hay 4 clases de terapias con antirretrovirales (ART)
    • Inhibidores nucleósidos de la transcriptasa inversa (RTNI)
    • Inhibidores no nucleósidos de la transcriptasa inversa (nRTNI)
    • Inhibidores de entrada o fusión (IF)
    • Inhibidores de proteasa (PI)
  • El tratamiento es optimizado utilizando una combinación de drogas de al menos 3 de las 4 clases de ARTs*12. Esto puede llamarse “terapia triple” o “cocktail”
  • Un objetivo clave del tratamiento es disminuir la carga viral en plasma
  • CD4, carga viral, seguridad y estado metabólico deben ser monitoreados
  • Personas infectadas con VIH deben también recibir inmunización y profilaxis para protegerlos de infecciones oportunistas.3

Guías

 

 

REFERENCIAS

  1. UNAIDS, WHO 2011
  2. Cunningham, A. et al. "Manipulation of dendritic cell function by viruses".Current opinion in microbiology 13 (4): 524–529. . 
  3. Moyer, VA. Annals of Internal Medicine Clinical Guidelines: Screening for HIV: U.S. Preventive Services Task Force Recommendation Statement. April 30, 2013
  4. Dewar R, et al. Diagnosis of human immunodeficiency virus infection. In: Mandell GL, Bennett GE, Dolin R, eds. Principles and Practice of Infectious Diseases. 7th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Churchill Livingstone; 2009:chap 119.
  5. UNAIDS Report on the Global AIDS Epidemic 2012
  6. Cohen MS, et al. Prevention of HIV-1 infection with early antiretroviral therapy. The HPTN 052 Study Team.N Engl J Med 2011.
  7. WHO recommendations on the diagnosis of HIV infection in infants and children. WHO: 2010. (NLM classification: WC 503.1)
  8. CDC. Antiretroviral post-exposure prophylaxis after sexual, injection-drug use, or other non-occupational exposure to HIV in the United States: recommendations from the U.S. Department of Health and Human Services. MMWR 2005;54(No. RR-2):1-20
  9. Guidance on oral pre-exposure prophylaxis (PrEP) for serodiscordant couples, men and transgender women who have sex with men at high risk of HIV: Recommendations for use in the context of demonstration projects. WHO: July 2012.
  10. Rogers MF, et al. National Center for Infectious Diseases Jones WK., Dr. P.H. Office of the Associate Director for HIV/AIDS. Guidelines for Preventing Transmission of Human Immunodeficiency Virus Through Transplantation of Human Tissue and Organs. CDC: May 20, 1994 / 43(RR-8);1-17
  11. Bruneau J, et al. Trends in Human Immunodeficiency Virus Incidence and Risk Behavior Among Injection Drug Users in Montreal, Canada: A 16-Year Longitudinal Study. Am. J. Epidemiol. (2011) 173 (9): 1049-1058.
  12. Guidelines for the Use of Antiretroviral Agents in HIV-1-Infected Adults and Adolescents. Panel on Antiretroviral Guidelines for Adults and Adolescents. Department of Health Services (http://www.aidsinfo.nih.gov/)

Este sitio no es una fuente de consulta médica.
El contenido de este sitio está presentado en forma resumida, es de naturaleza general y se provee sólo para un propósito informativo. No intenta ni está recomendado para ser utilizado como un sustituto de una consulta médica profesional. Usted no debe usar el contenido de este sitio para diagnosticar un problema físico o de salud o enfermedad. Siempre busque la consulta de su médico o cualquier otro personal de salud calificado para cualquier condición médica o tratamiento. Ningún contenido de este sitio pretende ser para diagnóstico o tratamiento médico. No debe ser utilizado por médicos como una única fuente de información para realizar prescripciones o tomar decisiones. Nunca descarte o demore la consulta médica por algo que haya leído en este sitio.

Pioneering Diagnostics